En el sueño dios me habló, me dijo que El problema de Venezuela es el “odio”

Le pedí que me explicara esa vaina, me dijo “ustedes se han dividido en todas las formas posibles”, ahora somos rojos, o opositores, ricos y pobres, enchufados, escuálidos, dejamos de vernos como hermanos. “dejamos de ser venezolanos para convertirnos en otra cosa, como un dragón de mil cabezas, donde una quiere devorar a la otra”. La traición, las mentiras, el hambre, la enfermedad, la muerte acompañan al odio.

0
104

“Anoche me acosté rezando, pidiéndole a dios y a la virgen maría encontrar sabiduría, un camino de paz, una salida, reencontrarme con la esperanza perdida” No se en que momento me dormí, yo sentí que seguía rezando pero en realidad estaba dormido, no encuentro otra explicación, en el sueño dios me habló, me dijo que El problema de Venezuela es que el “odio” infectó a los venezolanos como un virus, como una epidemia, que el odio habita en nuestros corazones ya no tenemos espacio para el.

Anoche tuve un sueño

Le pedí que me explicara esa vaina, me dijo “ustedes se han dividido en todas las formas posibles”, ahora somos rojos, o opositores, ricos y pobres, enchufados, escuálidos, dejamos de vernos como hermanos. “dejamos de ser venezolanos para convertirnos en otra cosa, como un dragón de mil cabezas, donde una quiere devorar a la otra”. La traición, las mentiras, el hambre, la enfermedad, la muerte acompañan al odio.

Le pregunté si aún existía una salida para Venezuela, y me dijo que sí, que el camino no sería fácil ya que el odio esta en lo más profundo de los corazones, y este hace que se multiplique, me dijo que “el único camino es el perdón y la reconciliación”.

Ese guardia de la PNB que tanto odias, tiene familia, hermanos, amigos, que sufren hambre, que mueren, el siente que defiende a la nación y que se sacrifica por su país, al mismo tiempo al sentir tu odio siente que no valoras su sacrificio y te odia a ti, te ve como opositor, como enemigo, como alguien al que hay que matar, para el ya no eres venezolano.

Tú al mismo tiempo vez al guardia como un verdugo, un traidor a la patria, un enchufado que por un poco de comida empeño el alma y mataría hasta a su madre, en ese momento lo odias con todo tu ser, y él al sentirlo te odia también, y el odio se multiplica y se contagia a todo el que está cerca de ti. En ese momento ese guardia deja de ser venezolano para ti.

Una persona que odia es fácil de manipular, imagina cuando es todo Venezuela el que odia. Me desperté sin poder preguntarle más, me hubiera gustado seguir soñando, sentir su presencia, quedarme en ese sueño pero desperté, desperté, en verdad desperté, hoy me queda claro que: “el movimiento que cambiará a Venezuela es el perdón, ni mas ni menos es la lucha entre el bien y el mal” Sin darnos cuenta se libra la más grande de las batallas en nuestro país, para vencer necesitamos ver a cristo en el rostro de cada hermano, recibirlo en nuestros corazones, ponernos en el lugar del otro, ayudarnos unos a otros, apoyarnos, dar lo que no tenemos, dar hasta que duela.

La única salida es el amor, es la vacuna a este mal. Hoy además de rezar, necesitamos empezar por amar al que nos odia, la PNB dejara las armas el día que se de cuenta que tú no eres el enemigo, que tú eres Venezuela.

via:facebook





Loading...


Comentarios

Comentarios


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here