Niña de 3 años fue brutalmente asesinada por madre a golpes y mordisco.

0
186

En un terreno apartado, rodeado de árboles frondosos y humildes viviendas en el sector Sipi Sipi de la parroquia Tamare del municipio Mara, fue criada, hasta hace tres semanas, la pequeña Jhoana Carolina Montiel Montiel, de apenas 3 años, quien fue brutalmente asesinada a golpes y mordiscos, por su madre Yoliber del Carmen Montiel Montiel, de 23, y de paso violada por su padrastro Gustavo Adolfo Ferrer, de 26

Sus tías, hermanas, primas, vecinas y bisabuela, aún no salen del asombro ante la atrocidad cometida por Yoliber, bautizada como “La Canibal Zuliana”, quien en un arranque de locura y desespero golpeó hasta el cansancio a la segunda de sus tres hijos, y luego la mordió en diferentes partes del cuerpo.

Yorexi Montiel, tía de Jhoana, señala y asegura que su hermana debió estar bajo los efectos de las drogas para cometer este crimen, porque a pesar del maltrato que le daba a su hija, jamás pensaron que podría matarla.

“Debió estar drogada, porque los vecinos de donde vivía con ese tipo dicen que él consumía y vendía drogas. No descartamos que por eso hiciera lo que hizo. No hemos hablado con ella, y de momento no queremos hacerlo. La familia está indignada, dolida y muy molesta por todo esto”, detalló.

Ese hecho ocurrió en una humilde vivienda de en el barrio La Arreaga de los Haticos el pasado miércoles en la noche, adonde Yoliber se llevó a vivir a Jhoana tras quitársela a su bisabuela tras la muerte de su madre.

Yorexi contó que hace tres semanas su hermana Yoribel se fue con Gustavo a La Arreaga, tras pasar varias semanas en la casa materna, en el sector Sipi Sipi. “Mi madre falleció y Yoribel siempre estuvo perdida. Apareció un día después del entierro, y como si nada hubiese pasado para ella”, comentó.

Yoribel convivió varios días junto a sus hermanas, su bisabuela y sus tres hijos, el varón de 5 años, la hija que concibió con Gustavo y la pequeña Jhoana. Esos días fueron de total normalidad según comentaron, excepto algunos episodios donde “La Canibal Zuliana” se mostró violenta con la segunda de sus hijos, porque presuntamente golpeaba mucho a su hermanita de un año.

Le agarró rabia Nadie sabe aún a ciencia cierta por qué Yoribel se mostraba violenta con Jhoana. Algunos de sus familiares y vecinos presumen que su nuevo embarazo la afectó y le cambió el humor y los sentimientos para con su hija.

“Se la pasaba golpeándola, y no eran simples nalgadas o manotones, no, le daba golpes secos por la espalda o por donde la agarrara. En reiteradas ocasiones le reclamamos, pero siempre se alteraba. Nunca nos explicamos ese comportamiento”, contó Yorexi.

Los episodios de violencia para con la niña eran frecuentas según contaron. Una vecina manifestó que “yo le reclamé cuando le dio un golpe porque empujó a una primita cuando jugaban. Ella se alteró conmigo de una manera porque le dije que no era la forma de golpear a una menor”, contó Odalis Rodríguez.

Aseguraron que Yoribel siempre fue una joven tranquila, que era explosiva en algunas ocasiones cuando discutía con sus hermanas, pero que jamás mostró tanta violencia a tal magnitud.

El crimen


 

No supieron más nada de Yoribel o de la niña hasta que el pasado miércoles en la noche Gustavo le escribió un mensaje de texto a la hermana menor de ella. Allí decía “Maneca llámame, pasó algo grave con la bebé”. Desde entonces supieron que algo no estaba bien. Intentaron comunicarse en reiteradas ocasiones, pero fue infructuoso hasta pasadas las 3.00 am del jueves, cuando en una llamada informaron que la pequeña Jhoana estaba en la Emergencia de Pediatría del Hospital Chiquinquirá de Maracaibo.

Yorexi junto a su hermana mayor y otras vecinas salieron bien temprano al hospital, y cuando llegaron se encontraron con la noticia que la bebé estaba muerta, y que Yoribel estaba detenida por el Cicpc junto a Gustavo.

La pequeña ingresó al centro hospitalario en compañía de su madre y la hermana de Gustavo. Dilia Ferrer, madre de Gustavo, relató a los medios que cuando una médico la fue examinar le reclamó a Yoliber por tenerla tan cubierta.

Inmediatamente, le pidió que la descubriera y al hacerlo, la galeno se halló con una niña sin vida, mordida por todo el cuerpo, con hematomas y escoriaciones. Manifestó que se había caído pero la médico no le creyó y seguidamente, sin que esta se enterara, ordenó llamar al CICPC. En cuestión de minutos funcionarios de homicidios se presentaron al sitio y se hallaron con ese dantesco crimen.

Las investigaciones Enseguida Yoribel quedó detenida junto a su pareja. Los detectives, indignados, la condujeron hasta su casa en La Arreaga, la escena del crimen. Al llegar dijo que residía en la casa de su suegra Dilia. Esta mujer recibió a los funcionarios y la desmintió. La detenida, defecó en su ropa y los investigadores le pidieron a su marido Gustavo que la aseara. Luego que lo hiciera la llevaron a la División de Homicidios junto a su pareja y su cuñada.

 

Vecinos del sector describieron a”La Canibal Zuliana” como una mujer alocada, exhibicionista, que salía casi desnuda de su casa a la tienda y dejaba a la pequeña sóla en la pieza donde convivía con Gustavo.

Tras los interrogatorios efectuados en la sede del Cicpc, lugar donde permanece la pareja, Yoribel habría dicho que mató a su hija porque no tenía nada que darle de comer, pero para su familia hay algo oculto.

Los exámenes forenses arrojaron que la menor fue abusada sexualmente, y los investigadores presumen que Gustavo sea el responsable, aunque Yoribel manifestó que tal aberración se la habrían efectuado en la casa de su madre, donde vivía y cuidaban a la menor.

La pequeña Jhoana será velada en la vivienda donde convivió junto a su abuela, bisabuela, tías y primitos en el sector Sipi Sipi.

 

Via: Notitotal




Loading...


Comentarios

Comentarios


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here